Nuestro paso por HIP-HORECA gracias a Conservera Frinsa